FROMBOLIVIA.COM



Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Edificio actual de la Cinemateca El Gobierno del Estado Plurinacional, a través del Ministro de Culturas; anunció la pronta estatización de la Cinemateca Boliviana, fundamentado en una nueva Ley que fue planteada, socializada, muy poco analizada y aún no consensuada.

La Cinemateca inicia sus actividades en el 12 de julio de 1976 por iniciativa del entonces Alcalde de la ciudad de La Paz Mario Mercado Vaca Guzmán, Amalia de Gallardo por el C.O.C. (Centro de Orientación Cinematográfica) y el padre Renzo Cotta por la obra Don Bosco. Para dirigir la nueva entidad fueron designados Pedro Susz y Carlos Mesa.

En el inicio ocupó un espacio en la Casa de la Cultura "Franz Tamayo" y se llamó Cinemateca de La Paz, posteriormente por Ley del Estado No. 1302 fue nombrada depositaria nacional del cine.

7mo Ciclo, en el inicio Cinemateca de La Paz

Luego ocupó una parte del colegio San Calixto. En 1983 concluye la remodelación de las instalaciones y es re-inaugurada el 24 de julio de ese año. La esquina Indaburo y Pichincha fue punto de encuentro de aficionados al buen cine hasta el 2004.

Años más tarde la Cinemateca se vió forzada a buscar otro local, sin tener éxito llegando casi al cierre de sus instalaciones, luego de varias trabas gubernamentales se logró la concesión de un terreno y la posterior construcción del edificio actual.

En todos los años desde su creación la Cinemateca ha cumplido la labor principal de difundir un cine de calidad, cine de culto, cine independiente; alejado del comercial, apoyado indudablemente en las Embajadas de países interesados en difundir sus culturas.

Pero en temas de educación y enseñanza audiovisual ¿que ha hecho más allá de los conversatorios con Directores, con gente relacionada al cine, contados talleres de actuación y restauración?

Mencionemos algunas falencias, por ejemplo en la falta de incentivo a las proyecciones de Cine Foro, estimulando y enseñando a las nuevas generaciones a ser espectadores críticos. No se ha fomentado a la gente a ser socio o amigo de la Cinemateca como en años anteriores y se dejó de lado la difusión de material impreso como boletines informativos sobre ciclos, estrenos o acontecimientos especiales.

Su página Web lejos de ser un lugar de consultas de catálogos, afiches históricos, estadísticas de los ciclos y cantidad de espectadores. No posee información mínima sobre la filmografía boliviana, menos información histórica relacionada a la cinematografía boliviana; el sitio Web, sólo publica información sobre estrenos y próximos ciclos.

Que importante es, la recuperación, preservación y difusión del patrimonio boliviano de cine e imágenes en movimiento, la selección, preservación y difusión del mejor cine universal. Ese patrimonio cinematográfico posee un valor cultural incalculable, debe protegerse pero también promoverse.

Si no se difunde lo atesorado, no se enseña el lenguaje cinematográfico, no se instruye a las generaciones nuevas sobre la importancia de conservar y apreciar el patrimonio, entonces no se ha utilizado el archivo fílmico, como herramienta de formación cultural, histórica y científica para la población.

Las falencias en conjunto han contribuido a la crisis actual de la Cinemateca, la falta de público. En los últimos años, el orientar las proyecciones al cine comercial no ha favorecido la asistencia masiva de espectadores. Aún en los ciclos gratuitos no hay asistentes.

¿que ha ocurrido en las proyecciones de la Cinemateca Rural y en la Cinemateca Sur? No se ha formado un Cine Club orientado a jóvenes y universitarios como estaba previsto.

Ante tal situación el Estado entra en el set, apoyado en una nueva Ley del Cine y Artes Audiovisuales. El Ministro de Culturas Pablo Groux, informó adicionalmente “que la estatización fue pedida por un grupo de directores, actores y otros que no encuentran, en el archivo fílmico, una institución que cumpla adecuadamente con sus funciones”.

Las falencias ya las hemos mencionado, falencias en las cuales el Consejo Nacional del Cine, CONACINE (Estado) también incurrió. La Ley anterior (Ley 1302 del 20 diciembre de 1991) y su reglamentación, en el tema de Cultura Cinematográfica (Cap. VI) no cumplió con la creación en Universidades de carreras de Cine y Medios Audiovisuales, y tampoco introdujo progresivamente en el currículum de todos los ciclos de la educación regular, la materia de lenguaje audiovisual.

Si la Ley no se cumple, es correcto que el Estado tome acciones y modifique las normas.

Pero el anteproyecto de Ley, propuesto desde el CONACINE, además de errores conceptuales, no está acorde con los adelantos tecnológicos en el área audiovisual y las nuevas Tecnologías Multimedia. El futuro del cine ya no estará en salas cerradas con un écran al frente y las butacas detrás. Las tecnologías cloud, facilitan la promoción y difusión de los filmes. El modelo de distribución tradicional ha sido sustituido por Internet de forma legal. Las salas dejarán cada vez más lugar al cine por internet. El cine online ya es el presente e indudablemente será el futuro. La norma también debería adecuarse a los adelantos.

La Ley propuesta tampoco hace referencia a los Cine Clubes, Videotecas que son instituciones sin fines de lucro, espacios de enseñanza, reflexión y discusión, dedicados a la promoción y difusión del Cine. ¿Cómo los apoyará en la tarea de difusión y enseñanza-aprendizaje audio visual?

¿Cómo respalda la Ley a sitios Web dedicados a la difusión de la Cultura Cinematográfica?, muchos de ellos de iniciativa propia, pero que contribuyen a mostrar y promocionar la riqueza de la cultura boliviana.

¿Cómo sancionará la Ley, la piratería de las Webs de streaming que violan las normas de derechos de autor y difusión?

No menciona la enseñanza cinematográfica usando las tecnologías de Internet (e-learning), ese importante recurso, es utilizado hoy en día ampliamente por Universidades e Institutos en todo el mundo.

¿Cuales son las contrapropuestas a la Ley? Si las hay, no fueron divulgadas, eso en la era de la Internet es otro error. Queremos cambios, entonces propongamos, publiquemos y socialicemos.

La democratización del Cine y Audiovisual Boliviano, no se logrará con la estatización de la Cinemateca Boliviana, estatización forzada y respaldada por una Ley impuesta, sino con una Ley consensuada, producto de propuestas, modificaciones y acuerdos.

Planteadas las observaciones apuntamos los siguientes cuestionamientos relacionados con la estatización de la Cinemateca:

  • Es ilógico pensar que el Estado en las actuales circunstancias, no tiene intereses políticos en la transferencia de la Cinemateca a la tuición del Estado.
  • El Estado quiere crear una Cinemateca Nacional, es sensato, que cada ciudad tenga su Cinemateca, pero la ley por sí sola no garantiza la preservación de los archivos fílmicos. Perderlos sería un error irreparable. La Cineteca debe permanecer en La Paz, por las condiciones de almacenamiento ya existentes en el Edificio Actual.
  • Quien garantiza la imparcialidad a la hora de programar ciclos y películas para ser proyectados, o el Estado programará las proyecciones, fundamentado en sus intereses políticos.
  • A la hora de censurar el Estado, aplicará la condena a películas que no estén dentro de su línea ideológica, o impondrá ciclos de cine de países con los cuales ideológicamente y políticamente tenga afinidad, dejando de lado el cine que cuestiona, prohibiendo el libre pensamiento y haciendo sólamente propagandismo “Estatal”.
  • ¿Qué finalidad tiene la Comisión Fílmica Boliviana en la nueva Ley?, ¿la censura?, ¿promocionar Bolivia o el propagandismo político?. Esta comisión estará en coordinación con el Ministerio de Culturas, Ministerio de Comunicación, Ministerio de Relaciones Exteriores y Ministerio de Economía y Finanzas.

Desde nuestro punto de vista relacionado a la difusión cultural, creemos que son necesarios los cambios, pero el Estado debe ser claro y transparente a la hora de re-lanzar la Cinemateca Boliviana. Nuestra Cinemateca es nuestro patrimonio, y nuestro patrimonio es también el cine universal libre y sin censuras.

El Estado y la nueva Ley del Cine Boliviano, deben impulsar el crecimiento del cine nacional como industria, el cine boliviano es nuestra identidad, es nuestra imagen.


Notas adicionales:

El cine por internet
http://www.filmotech.com/iberfilmamerica/IFA_Noticias.aspx?Id=02

Definición de Cinemateca
Institución cultural que asegura la conservación de filmes. 
“Diccionario de Cine" Rodolfo Santovenia. Editorial Arte y Literatura,  p.46 2008


Definición de Cineteca
Filmoteca, Lugar donde se conserva en condiciones de temperatura y ventilación adecuadas la película cinematográfica. Colección de filmes.
“Diccionario de Cine" Rodolfo Santovenia. Editorial Arte y Literatura,  p.95 2008

Definición de Censura
Control que decide si un filme o parte de él puede ser visto o no por el público. Las razones esgrimidas para su aplicación son generalmente de tipo moral o religioso, sin olvidar que constituye también un poderoso medio de fiscalización política por parte de gobiernos y monopolios de producción. 
“Diccionario de Cine" Rodolfo Santovenia. Editorial Arte y Literatura,  p.40 2008

Ley de Cine
http://www.conacinebolivia.com.bo/images/stories/pdf/LeydelCine.pdf&chrome=true

Ante proyecto de nueva Ley
http://www.telartes.org.bo/webassets/biblioteca/para_foro/Anteproyecto_ley_de_cine_bolivia_2012.pdf


Cineastas de Santa Cruz analizan la nueva Ley del cine
http://www.eldeber.com.bo/vernotasantacruz.php?id=120714223157