Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

La Cinemateca Boliviana conmemora hoy su aniversario número 40. Durante estas cuatro décadas consolidó su importancia en la preservación de archivos fílmicos, en la difusión y enseñanza de la cultura cinematográfica.

El 12 de julio de 1976 se plasmó la iniciativa conjunta de los fundadores; la directora del departamento de Espectáculos de la alcaldía de La Paz Sra. Amalia de Gallardo, el Padre Renzo Cotta del Centro de Orientación Cinematográfica y el apoyo incondicional del entonces Alcalde de La Paz Mario Mercado Vaca Guzmán. Emprendimiento respaldado desde el inicio por la labor de Pedro Suzs y Carlos Mesa.

Firma del acta de creación de la Cinemateca Boliviana
Firma del acta de creación de la Cinemateca Boliviana

Al inicio las proyecciones se las realizaba una vez por semana en el salón Modesta Sanjinés de la Casa de la Cultura. A mediados de 1978, la Cinemateca se traslada a la Calle Pichincha esquina Indaburo, al viejo cine San Calixto perteneciente a la Compañía de Jesús.

1976 Segundo Ciclo, aún en la Casa de la Cultura
1976 Segundo Ciclo, aún en la Casa de la Cultura

El lugar se hizo muy popular y prestigioso entre los cinéfilos, más por la calidad de los ciclos y las películas programadas, que por la comodidad de las butacas y el pequeño écran de proyección. Aspecto que permitió a la Cinemateca lograr autofinanciamiento.

Durante años la esquina famosa para gente amante del buen cine
Durante años la esquina famosa para gente amante del buen cine

En sus 40 años, la Cinemateca Boliviana ha logrado la catalogación de un archivo fílmico consistente en miles de rollos, que representan la histórica cinematográfica del país desde 1909 hasta la fecha.

Uno de tantos hechos históricos en el pasado, fue el acercamiento del espectador al cine boliviano durante la férrea dictadura militar de Banzer, con la arriesgada presentación del ciclo “La obra completa de Jorge Sanjinés”, como es lógico en una época dictatorial el ciclo tuvo muchas dificultades, hasta una seria amenaza de atentado con bomba. Al mismo tiempo la muestra programada había generado mucha expectativa, debido al interés a nivel internacional por el cine de Sanjinés. 

El ciclo de la obra de Sanjinés se exhibió en La Paz entre los meses de mayo y junio de 1979, pese a las constantes presiones hacia la Cinemateca para suspender las proyecciones de las películas de Sanjinés, tal como relata el escritor Jesús Urzagasti en su artículo "Nuevamente la censura", publicado en el diario Presencia, el 6 de junio del 79. 

Las presiones como era de suponer provenían de las Fuerzas Armadas a través del Alcalde Municipal de La Paz, Cnl. Ricardo Sanchez. El ciclo incluyó cinco films y el más “problemático o polémico” fue “El coraje del pueblo”, debido a la susceptibilidad en las Fuerzas Armadas. Hasta ese entonces “El coraje del pueblo” no había sido exhibido en Bolivia pero ya era reconocido a nivel internacional como uno de los films más importantes de la cinematografía mundial. Tal fue la presión que el grupo Ukamau, tuvo que publicar en la prensa escrita un comunicado el 10 de junio en el que rechazó la medida de prohibición por su carácter antidemocrático. El texto publicado finalizaba con una consigna: ¡EL CORAJE DEL PUEBLO VOLVERÁ!.

El ciclo terminó exhibiendo los filmes, pese a los intentos de censura en varias ciudades del país y fue un éxito total. 

A lo largo de sus primeros años el Archivo Fílmico fue promoviendo y difundiendo cine de calidad a través de “Ciclos” dedicados a diferentes temáticas; sociales, de género fílmico, de actores, actrices, directores y países.

A inicios de la década de los 90 la Fundación Cinemateca, convocó a la presentación de proyectos destinados al futuro edificio del Archivo Fílmico.. De una treintena de propuestas en septiembre de 1992, se eligió al proyecto ganador.
 
Ya en este nuevo siglo, en el año 2007 la Fundación Cinemateca Boliviana, inauguró su propio edificio construido en un terreno propiedad de la Fundación Agramonte, terreno que fue transferido a la Cinemateca luego de muchos trámites burocráticos que retrasaron por años el inicio de la construcción.  

Otro de los hechos históricos fue la exhibición del filme “El Bolillo Fatal” restaurado por técnicos de la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El filme muestra un acontecimiento histórico acaecido en 1927, narra los acontecimientos del 5 de noviembre de 1927, día del fusilamiento de Alfredo Jáuregui, quien fue acusado de asesinar en 1917 al expresidente boliviano José Manuel Pando (mandatario de 1899 a 1904). la película fue hallada tiempo atrás en medio del material donado por los dueños del Ex Cine Bolívar. El filme es un cortometraje documental de la era silente fue realizado por uno de los pioneros del cine nacional Luís Castillo. La pieza, recuperada por la Cinemateca, fue estrenada el 10 de julio de 2015.

Según la actual directora de la institución, Mela Márquez el principal reto para la Cinemateca Boliviana, es contribuir más a la educación de la sociedad. 

Hoy, la Fundación Cinemateca Boliviana ha programado un reconocimiento al aporte de Pedro Suzs y Carlos Mesa. Como un agradecimiento por su valiosa colaboración en la creación y consolidación del Archivo Fílmico Nacional. La ceremonia se realizará hoy martes, a las 19:30, en instalaciones de la Cinemateca y estará abierta al el público. 

Bibliografía:
"Nuevamente la censura" , Urzagasti Jesús Presencia. La Paz p.15 Junio 6 de 1979

"Autoconciencia y libre expresión" , Nisttahuz Jaime Presencia. La Paz p.6 Junio 6 de 1979
"Comunicado solicitado" , GRUPO UKAMAU Presencia. La Paz Junio 10 de 1979

Más de cine boliviano

Trailers de Cine Boliviano