Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Artículos recopilados

ACTUALIDAD CINEMATOGRAFICA (LUIS ESPINAL)

Diario Presencia (La Paz domingo 19 de junio de 1977)

JUAN SALVADOR GAVIOTA de Hall Bartlett lleva al cine el libro de Richard Bach. EI tema de fondo es una meditación budista, teñida de evangelio, y traducida al mundo de las gaviotas.

Se trata de una parábola idealista. La gaviota solitaria que busca records de velocidad y altura se indispone con los viejos de su comunidad; por no seguir las tradiciones es arrojada de su colonia. Entonces busca conocer todo el mundo; una vez transfigurada por el conocimiento y una cierta muerte, vuelve a los suyos que no le reciben; y formará una nueva colonia entre su gente, para que no se contenten con luchar por la comida del basural.

Todo el tema es poético y aristocrático. Los iluminados son una élite; la masa es estúpida y reaccionaria. La gaviota protagonista sigue el esquema del héroe incomprendido por un pueblo enceguecido. Ahí esta latente todo el individualismo y el conocimiento reservado para los privilegiados.

Toda la parte ideológica del film está dada solamente por la palabra; en este caso mucho más hiriente ya que las gaviotas no tienen expresión de sentimientos.
La primera parte del film tiene una foto bellísima por el color y el encuadre, con largas tomas solemnes, buscando especialmente las luces rasantes del amanecer o del atardecer. EI sueño transformador de la gaviota esta dado en colores irreales, trucados en laboratorio. Pero ya en la segunda parte, la fotografía se vuelve más rutinaria, descolorida y convencional.

JUAN SALVADOR GAVIOTA es un film poético nada fácil. Para mi vale como experimento; por la valentía de hacer otro cine, lejos de toda rutina. Uno de los elementos mas logrados es la música y canciones de Neil Diamond realmente acomodada al tema.

En el peor de los casos, la cinta se puede recuperar como un buen documental de gaviotas. Aunque no todo es documental en el film; además de montaje hay puesta en escena, por ejemplo, en las filmaciones en el interior de la cueva, o fuera del área natural de las gaviotas; rocas, nieve . .

Para JUAN SAL ADOR GAVIOTA el cuerpo es una especie de cristalización del pensamiento; aquí estamos en los antípodas exactos del materialismo, llegando a un idealismo etéreo. Hay que amar lo mejor de los demás, y no precisamente sus defectos; y esto llega a ser divertido. Otros conceptos básicos son la libertad y la perfección, siempre con un cierto regusto neoplatónico.

No se si casualmente, pero hay una serie de paralelismos entre el personaje de JUAN SALVADOR GAVIOTA Y el Cristo de los evangelios: aislamiento en el desierto; lucha con el halcón demoníaco; iluminación: incomprensión por parte de los suyos; divinización; muerte; descenso a las entrañas de la tierra; retorno a formar un nuevo pueblo por el cambio interior…

No obstante se siente un especial acento gnóstico en todo el tema; muy presente en las reencarnaciones y en los diversos niveles de pensamiento.
Hall Bartlett ha fracasado en la traducción cinematográfica del tema; se ha quedado en una lectura del libro, ilustrada con bellas fotografías.

De Bartlett puedo recordar otro film ALMAS EN TINIEBLAS (THE CARETAKERS) ambientado en un manicomio.

Más de cine boliviano

Trailers de Cine Boliviano