Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

ACTUALIDAD CINEMATOGRÁFICA (LUIS ESPINAL)

Diario Presencia (La Paz domingo 3 de septiembre de 1978)

Encuentros cercanos del tercer tipoENCUENTROS CERCANOS DEL TERCER TIPO de Steven Spielberg llega con una enorme propaganda que nos hace recordar que el mercado de los OVNI, los endemoniados y la parasicología está ahora en auge, y es uno de los grandes productos de consumo: Basta visitar nuestras librerías.

La primera parte del film presenta una serie de contactos con OVNI, investigados por un científico francés (Francois Truffaut, que cumple el rol más insípido de su carrera cinematográfica). Estos contactos no son especialmente significativos.

La película resulta poco convincente; si de los OVNI sólo se sabe esto, se sabe bien poco.

Cuando finalmente llega el aterrizaje de un platillo volante, allí trabaja sólo la imaginación, con un complejo juego de luces, en una especie de araña o árbol, de Navidad, deslumbrante y electrónico.

Lo nuevo, dentro de este tipo de films es que se presente a los extra terrestres, ya no como enemigos (como era lo tradicional ), sino que vienen en son de paz y comunicación, aunque el contacto se haga al pie del Monte del Diablo. ¿Hasta en eso intervienen las nuevas directivas de la política de Cárter?

El guión es muy débil y poco aglutinado, sobre todo en la primera mitad de la cinta; esta primera etapa es realmente un bodrio; parece una serie de diapositivas y carece de todo avance dramático. Las diversas anécdotas quedan dispersas y sin una unidad dramática. A esto contribuye la ausencia de personajes definidos, ya que también los terrestres quedan tan vagos como los marcianos. Estos defectos serían comprensibles en una película hecha con poco presupuesto, pero son imperdonables en una cinta millonaria como la de Spielberg.

La comunicación telepática o por medio de notas musicales es sugerente, , pero esta insuficientemente desarrollada para ser creíble: ¿Cómo se ha preparado el contacto?. Ahí podía haber un progreso dramático. Los humanoides, que desembarcan del platillo volador, son mostrados sólo al trasluz o deslumbrados por los focos; esto es un acierto, ya que estos seres imaginarios, vistos en detalle, suelen convertirse en ridículos.

Las escenas de la modelación de la maqueta del monte, en barro, tienen una histeria inútil y poco funcional. Spielberg cae en una trampa ingenua, a falta de personajes se hace sobreactuar al actor para darle una falsa consistencia; así se pretende dar cuerpo y condimento a una escena descolorida. La misma evacuación de la región, donde se realizará el contacto, tiene un tono algo digresivo por su insistencia; de nuevo se trata del mismo problema, se exagera la entrada ya que no hay plato fuerte. Finalmente, el mismo suspenso (en él que se supone especialista al Spielberg de TIBURON) por el desembarco de los ex-traterrestres se convierte en simple espera burocrática.

No bastan las luces y un poco de histeria para dar consistencia a los OVNI. Existan o no, lo cierto es que están sirviendo como una enorme droga evasiva, a nivel social. Los OVNI se han convertido en las brujas del siglo XX.

En la parte final, tiene un cierto peso el trucaje técnico, aunque también en eso el film no se puede ni comparar con GUERRA DE LAS GALAXIAS.

Steven Spielberg ha hecho una película de interés (y con poco dinero) DUELO A MUERTE; pero en cambio, los millones de TIBURON parecen haberle esterilizado para un cine de calidad.

En la parte final, tiene un cierto peso el trucaje técnico, aunque también en eso el film no se puede ni comparar con GUERRA DE LAS GALAXIAS.

Steven Spielberg ha hecho una película de interés (y con poco dinero) DUELO A MUERTE; pero en cambio, los millones de TIBURON parecen haberle esterilizado para un cine de calidad.

 

Más de cine boliviano

Trailers de Cine Boliviano