FROMBOLIVIA.COM



Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Jorge Ruiz

FILMOGRAFIA

VUELVE SEBASTIANA 1953

LA VERTIENTE - 1958

MINA ALASKA - 1968

Nació en Sucre el año 1924, se inició en el cine en la adolescencia, filmando en 8 milímetros cortos documentales para el gobierno del presidente Peñaranda y para YPFB (Yacimientos Petrolíferos Bolivianos) en 1942.

En 1947 Kenneth Wasson, (norteamericano) estableció una pequeña productora, Bolivia Films, para la cual Joge Ruiz y Augusto Roca realizan varios documentales entre los años 1948 y 1951 (Ruiz como realizador y fotógrafo y Roca como técnico de laboratorio y sonidista).

En 1948 filma el documental Virgen India (documental sonoro de 15 minutos) para un concurso auspiciado por la Municipalidad de La Paz. Junto a Augusto Roca, con quien a la larga forjó una relación de trabajo y amistad realizó una prolífica carrera como documentalistas. Debemos destacar que el tratamiento del sonido para el documental Virgen India lo realiz&oacute Augusto Roca por primera vez en Bolivia.

En 1949 realizan 'Donde Nació Un Imperio' documental a color de 20 minutos con Alberto Perrin en cámara, también para Bolivia Films.

En 1950 estrenarón 'Bolivia Busca La Verdad' con Augusto Roca en cámara, Carlos Gamarra en sonido Hugo Roncal protagonista, Jorge Ruiz director y la producción de Bolivia Films. Documental de promoción del censo demográfico, incluyó la primera escena con sonido sincrónico en la historia del cine boliviano y tuvo versiones en quechua y aymara. El mismo año realizan el documental para la C.B.F. (Corporación Boliviana de Fomento) titulado 'Rumbo Al Futuro' del la productora Bolivia Films.

En 1951 realizan los documentales 'Cumbres De Fe' con Pepe Arellano como protagonista, 'En Las Noches De La Historia', 'Los Urus' Jorge Ruiz y Augusto Roca son los realizadores y el Profesor Jean Vellard es el director. Este documental antropológico es el antecesor de 'Vuelve Sebastiana', 'Tierras Olvidadas'; (Documental a orillas del Rio Beni), todos ellos para la productora Bolivia Films.

En 1968 Ruiz filma 'Mina Alaska' película que tuvo muchos tropiezos y aventuras, a cuya copia original Jorge Ruiz dió por perdida en 1973. Mina Alaska no es el más aclamado de los films de la carrera Ruiz, que incluye el largometraje 'La Vertiente', el periodista Carlos Mesa sostiene que 'Vuelve Sebastiana' es la película semiargumental más importante que se ha filmado en Bolivia y la mejor realización de Ruiz en toda su carrera.

Ruiz es sin duda el documentalista más importante y aclamado de Bolivia, realizó muchos trabajos en el exterior y es el director fílmico con más realizaciones en el exterior. Actualmente realiza trabajos en video en compañia de su hijo, discípulo y colega, Guillermo Ruiz Arellano. 

La primera película de ellos para la firma fue Virgen India, un documentalde 1948 cuyo sonido se hizo completo en el país por primera vez.Al año siguiente lograron su segunda película, Donde nacióun Imperio, la primera filmada en color en Bolivia. Y en 1950 entregaron su primer filme de encargo, Bolivia busca la verdad, una cinta de promociónde un censo demográfico que incluyo la primera escena con sonido sincrónico en la historia del cine boliviano y tuvo versiones en quechua y aimará. Un año después hicieron el documental antropológico Los Urus, antecesor de Vuelve Sebastiana.

De 1950 a 198O, Ruiz con Roca y ocasionalmente con algún director extranjero realizó en Bolivia y en otros países de la región alrededor de un centenar de películas. En su mayoría fueron cortometrajes documentales en 16 milímetros. Hizo, además, sin mucho éxito, tres o cuatro largometrajes de orientación comercial en los géneros de aventura y musicales en 35 milímetros. Cinco de sus documentales ganaron mas de una docena de premios, nacionalese internacionales, dando al cine boliviano una estatura internacional que después confirmarían nuevos cineastas como Jorge Sanjines y Antonio Eguino.

Alguna vez Augusto Roca dejó entender que la película Bolivia, una síntesis descriptiva del país que paso poco apercibida, era la mejor película de Jorge Ruiz. Pero el critico Carlos Mesa sostiene que "Vuelve Sebastiana es la película semi-argumental más importante que se ha filmado en Bolivia y la mejor realización de Ruiz en toda su carrera. Se trata de un film antropológico de media hora, en color, sobre los rasgos característicos de la vida de una antiquísima etnia altoandina, los chipayas, antecesores de quechuas y aymarás.

Eldirector dio a Sebastiana Kespi, una pastora de 12 años, el papel protagónico, logrando de ella un desempeño de emocionante excelencia. La niña se interna en el prohibido pueblo vecino, el de los aimaras. Su abuelo la busca, instándola a volver a su pueblo. Ruiz monto sobre este alegato, en "flash back", un vivido mosaico de lo fundamental de la vida Chipaya en materia de vivienda, agricultura, creencias y costumbres, mitos y ritos, etc. La predica rinde el efecto deseado pero, al regresar el abuelo y la niña hacia su pueblo, el anciano cae y ha de morir abatido por el esfuerzo del rescate. Casi agónico, conmina a su nieta a dejarlo en la ruta y regresar a su aldea. Se cierra el film con el ritual del entierro del viejo, al cabo del cual Sebastiana vuelve a su pueblo.

Por su belleza, vigor y autenticidad, Vuelve Sebastiana ganó en 1956 el Primer Premio del Festival de Cine de la Alcaldía Municipal de La Paz. Veinte años después, la obra de Ruiz tuvo una hermosa culminación extrafilmica. Sebastiana Kespi, ahora una joven dirigente de su pueblo, se apareció un día en La Paz ante Ruiz para rogarle ayuda en atenuar los daños de una grave inundación que había asolado a su aldea. El cineasta la entrevisto por televisión, proyecto la película e hizo un llamado al publico. La respuesta fue amplia y generosa. Y así Sebastiana volvió una vez mása su pueblo, esta vez presidiendo una gran caravana de auxilio y reparación.

En general, la estética de Ruiz se inscribe claramente en el marco del lenguaje cinematográfico convencional. Lo que hace es aplicar con desusado talento las leyes tradicionales del montaje. Para capturar a plenitud el imponente paisaje de la altiplanicie, apela a prolongadas panorámicas. Recurre a menudo a recursos ópticos de transición y usa con frecuencia el flash back. Cauteloso, en cambio, para el close-up extremo, lo usa con estrictez funcional, no por simple retratismo. Prefiere los planos medios y largos, haciendo gala de refinado sentido del ritmo y la composición. Combina tomas de "zoom" y de "dolly", incluyendo impecables "travelings" con encuadres de cámara subjetiva y, ocasionalmente, hace concesiones monumentalistas al ángulo bajo. Maneja lo menos posible a sus actores y prefiere los escenarios naturales.

Dotadode un gran sentido de la continuidad y de la concordancia de imagen y sonido, preside siempre la compaginación de sus filmes, valiéndose a menudo del montaje paralelo. En fin, no hay recurso conocido que el nomaneje con soltura y acierto. Solo se le ha criticado, a veces, un recargo innecesario de palabras sobre imágenes de por si poderosas, especialmente en casos de narración por voz "en off ". Esa cierta exuberancia verbal resulta, empero, pecado venial frente al lucido conjunto de su estilo. Cerca de un veinte por ciento del total de su producción que incluye hasta noticieros y cuñas publicitarias corresponde a películas hechas por el fuera de Bolivia, principalmente en Ecuador pero también en Perú, Chile, Argentina y hasta en Guatemala. Ruiz es asíel director fílmico boliviano que más realizaciones tiene en el exterior.

Lo más reciente del trabajo de Ruiz esta en videotape, medio del que esta enamorado como su hijo, discípulo y colega, Guillermo Ruiz Arellano.

Más intuitivo que intelectual, Ruiz es hombre locuaz, jovial y a veces vehemente. Su modestia es tal que el no atribuye mucha importancia al aporte que ha hecho al cine boliviano y latinoamericano en general. Críticos e historiadores deploran el que Ruiz no hubiera coleccionado sistemáticamente ni fotos, ni guiones, ni recortes de prensa en su larga y fértil carrera. Pero el ni siquiera cuenta con una colección completa desus propias producciones.

El gran documentalista y propagandista ingles John Grierson, fundador del famoso National Film Board del Canada, conoció a Jorge Ruiz y su obra en una visita de diez días a Bolivia en 1958. Al término de ella, dijo del director boliviano que, en su concepto, era "uno de los seis documentalistas más importantes del mundo".