Historia de la Cinemateca Boliviana

Fundación de la Cinemateca Boliviana
Fundación de la Cinemateca Boliviana (Amalia de Gallardo, Mario Mercado y Renzo Cotta)

Historia de la Cinemateca Boliviana, escenario para diversos ciclos cinematogr√°ficos y culturales

Escribir acerca del casi medio siglo de la Cinemateca Boliviana, es rememorar ciclos, anécdotas, momentos históricos. Sus memorias corroboran una odisea.

El nacimiento

La Cinemateca inició sus actividades el 12 de julio de 1976 por iniciativa del entonces Alcalde de la ciudad de La Paz Mario Mercado Vaca Guzmán, Amalia de Gallardo directora del departamento de Espectáculos de la alcaldía de La Paz y el padre Renzo Cotta del C.O.C. (Centro de Orientación Cinematográfica) de la obra Don Bosco.

Al fundar esta entidad destinada a recuperar la memoria cinematográfica del país, Amalia de Gallardo y Renzo Cotta, realizaron un nuevo e importante aporte a la cultura cinematográfica nacional, organizaron un archivo fílmico y un lugar para la difusión del séptimo arte, del que fueron impulsores permanentes.

Para dirigir el archivo fílmico fueron designados en ese entonces Pedro Susz y Carlos Mesa.

Por m√°s de cuatro d√©cadas consolid√≥ su importancia en la preservaci√≥n de archivos f√≠lmicos, en la difusi√≥n y ense√Īanza de la cultura cinematogr√°fica.

1998 Costo de las entradas en sus dos modalidades
1998 Costo de las entradas en sus dos modalidades

Inicialmente se la denominó Fundación Cinemateca de La Paz, posteriormente por Ley del Estado No. 1302 fue nombrada depositaria nacional del cine. En septiembre de 1977 se le cambia el nombre y pasa a ser nombrada Fundación Cinemateca Boliviana.

Cinemateca de La Paz 1977
Cinemateca de La Paz 1977

Archivo Nacional de Im√°genes en Movimiento

Desde el 27 de junio de 1978, es reconocida oficialmente por el Estado como Archivo Nacional de Im√°genes en Movimiento mediante Decreto Ley N¬ļ 15604.

Al inicio de sus actividades las proyecciones cinematográficas se las realizaba una vez por semana en el salón Modesta Sanjinés de la Casa de la Cultura Franz Tamayo.

En 1978 la Fundaci√≥n Cinemateca Boliviana se traslada a la Calle Pichincha esquina Indaburo, al viejo cine San Calixto perteneciente a la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs.

El paso del tiempo dej√≥ en el olvido lo larga y estrecha que era su √ļnica sala de proyecci√≥n con 260 asientos inc√≥modos, lo agolpado que quedaba el p√ļblico antes del inicio de cada funci√≥n en el peque√Īo pasillo a la entrada de la sala.

La famosa esquina, lugar de culto de los cin√©filos  
La famosa esquina, lugar de culto de los cinéfilos

A lo largo de sus primeros a√Īos el Archivo F√≠lmico fue promoviendo y difundiendo cine de calidad a trav√©s de ‚ÄúCiclos‚ÄĚ dedicados a diferentes tem√°ticas; sociales, de g√©nero f√≠lmico, de actores, actrices, directores y pa√≠ses.

La esquina se hizo muy popular y prestigiosa entre los cin√©filos, m√°s por la calidad de los ciclos y las pel√≠culas programadas, que por la incomodidad de las butacas y el peque√Īo Ecran.

 

Ciclo de Jorge Sanjinés en plena dictadura

Uno de tantos hechos hist√≥ricos, fue el acercamiento del espectador al cine boliviano durante la f√©rrea dictadura militar del Gral. Hugo Banzer, con la arriesgada presentaci√≥n del ciclo ‚ÄúLa obra completa de Jorge Sanjin√©s‚ÄĚ.

Como es l√≥gico en una √©poca dictatorial, el ciclo tuvo muchas dificultades e incluy√≥ una seria amenaza de atentado con bomba si no suspend√≠an las proyecciones. Asimismo, la muestra programada hab√≠a generado mucha expectativa, debido al inter√©s a nivel internacional por el cine de Sanjin√©s. 

Pese a todas las presiones, el ciclo de la obra de Sanjin√©s se exhibi√≥ en La Paz entre los meses de mayo y junio de 1979, tal como relata el escritor Jes√ļs Urzagasti en su art√≠culo “Nuevamente la censura”, publicado en el diario Presencia, el 6 de junio del 79. 

Las presiones como era de suponer proven√≠an de las Fuerzas Armadas a trav√©s del Alcalde Municipal de La Paz, Cnl. Ricardo Sanchez. El ciclo incluy√≥ cinco films y el m√°s ‚Äúproblem√°tico o pol√©mico‚ÄĚ fue ‚ÄúEl coraje del pueblo‚ÄĚ, debido a la susceptibilidad en las Fuerzas Armadas.

Hasta esa fecha, ‚ÄúEl coraje del pueblo‚ÄĚ no hab√≠a sido exhibido en Bolivia pero ya era reconocido a nivel internacional como uno de los films m√°s importantes de la cinematograf√≠a mundial.

Tal fue la intimidaci√≥n que el grupo Ukamau, tuvo que publicar en la prensa escrita un comunicado el 10 de junio de 1979 en el que rechaz√≥ la medida de prohibici√≥n por su car√°cter antidemocr√°tico. El texto publicado finaliza con una consigna: ¬°EL CORAJE DEL PUEBLO VOLVER√Ā!.

Finalmente, el ciclo termin√≥ exhibiendo los filmes, pese a los intentos de censura y todo el ciclo fue proyectado en varias ciudades del pa√≠s consiguiendo un √©xito total. 

Cine de Hollywood vs Cine Europeo

El cine en la d√©cada del 70 manten√≠a un equilibrio entre la producci√≥n de Hollywood y la Europea, en diarios de la √©poca, se encuentra en cartelera films de Godard, Chabrol y Traufaut y no faltaban las divertidas comedias italianas al estilo de Trinity, incluso el Spagetty Western ten√≠a un p√ļblico asiduo.

A mediados de los 70 se encuentra en cartelera de la √©poca ciclos de cine organizados por las embajadas de pa√≠ses como Alemania, Brasil incluso el cine Hind√ļ tuvo un ciclo dedicado a mostrar su cinematograf√≠a.

A finales de los 70 el cine Europeo empezó a perder la hegemonía que tenía frente a la producción Americana. El cine comercial se apoderó de las carteleras, la era disco con películas como Saturday Night Fever y Grease, impulsaron más al producto americano.

La esquina Indaburo y Pichincha lugar de cine de culto

La Cinemateca logró abrir un espacio en medio de esa invasión comercial, fue una puerta de acceso a ese cine de calidad pero restringido a una sola sala.

1983 Invitación a la re inauguración de la Cinemateca
1983 Invitación a la re inauguración de la Cinemateca

En 1983 la Cinemateca Boliviana concluy√≥ la remodelaci√≥n de sus instalaciones y fue re-inaugurada el 24 de julio de ese a√Īo. La esquina Indaburo y Pichincha fue en lugar donde por muchos a√Īos se cultiv√≥ el amor al s√©ptimo arte y punto de encuentro de aficionados al cine de culto.

Proyecto de un nuevo edificio

Luego de varias trabas gubernamentales se logr√≥ la concesi√≥n de un terreno de propiedad de la fundaci√≥n Rosa Agramonte en favor de la Cinemateca el terreno que fue cedido en calidad de usufructo por el plazo de 20 a√Īos renovables.

Posterior a la posesión del terreno se llamó a concurso de proyectos para la construcción de un nuevo edificio. A inicios de la década de los 90 la Fundación Cinemateca, convocó a la presentación de proyectos destinados al futuro edificio del Archivo Fílmico. De una treintena de propuestas en septiembre de 1992, se eligió al proyecto ganador.

En febrero de 1996, cumplido el plazo de presentaci√≥n de proyectos arquitect√≥nicos, e implementaci√≥n t√©cnica complementaria, la Fundaci√≥n Cinemateca Boliviana puso a consideraci√≥n de las autoridades gubernamentales, a los organismos de cr√©dito, embajadas de pa√≠ses amigos, y a la opini√≥n p√ļblica en general, el proyecto final para la construcci√≥n del nuevo edificio de la FUNDACI√ďN CINEMATECA BOLIVIANA.

El proyecto, manten√≠a intactos los conceptos, objetivos y fundamentos del viejo anhelo del Archivo Nacional de Cine e Im√°genes en Movimiento con 20 a√Īos de labor ininterrumpida.

Los importantes aportes de la sociedad

El proyecto fue acogido con simpat√≠a por la sociedad boliviana, se culmin√≥ con aportes personales, institucionales y oficiales, logrando concretarse los primeros pasos fundamentales como ser: la aprobaci√≥n de planos y especificaciones, la excavaci√≥n y remoci√≥n de 12.000 metros c√ļbicos de tierra con el valioso aporte en maquinaria de la ex-Corporaci√≥n de Desarrollo y el Gobierno Municipal de La Paz.

En una licitación por invitación, en la que participaron seis importantes empresas constructoras nacionales y luego del minucioso proceso de evaluación se resolvió suscribir contrato con la empresa CBI, iniciando las obras de construcción en el mes de junio de 1996.

Tuvo que pasar más de una década para que el proyecto del nuevo edificio de la cinemateca fuera concluido. A principios de 1998 el nuevo edificio de la Fundación Cinemateca ya era casi una realidad.

Apoyo financiero

Es importante nombrar el apoyo financiero del Tesoro General de la Naci√≥n, la Prefectura del Departamento de La Paz, la banca nacional, la empresa privada, embajadas como la del Jap√≥n y de numerosas personas incluidos los ni√Īos lustrabotas que tambi√©n hicieron su peque√Īo pero valioso aporte.

Durante la transición al nuevo siglo la Cinemateca se vio forzada a buscar otro local, sin tener éxito. Llegando al cierre definitivo de sus instalaciones en la Pichincha esquina Indaburo en el 2004.

Durante este periodo, la construcción del nuevo edificio estaba llegando a su fase final.

La Cinemateca entonces, continuó con las proyecciones y ciclos casi de manera regular utilizando el auditorio de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL en la calle Federico Suazo.

La nueva Cinemateca Boliviana

Finalmente, el 26 de octubre de 2007 la Fundaci√≥n Cinemateca Boliviana, inaugur√≥ su propio edificio, luego de muchos tr√°mites burocr√°ticos que retrasaron por a√Īos el inicio de la construcci√≥n.

La edificaci√≥n de este complejo cinematogr√°fico y cultural demand√≥ una inversi√≥n de cinco millones de d√≥lares y tard√≥ 10 a√Īos en ser construido sobre una extensi√≥n de 6.500 metros cuadrados.

El edificio fue inaugurado con la proyecci√≥n del filme “Wara Wara“, que es la primera pel√≠cula boliviana muda producida por el cineasta Jos√© Mar√≠a Velasco Maidana en 1929. 

Edificio de la nueva Cinemateca
Edificio de la nueva Cinemateca

Espacios y aspectos técnicos

El nuevo edificio de la Cinemateca cuenta con los siguientes espacios y aspectos técnicos:

Tres salas de proyección simultánea:

  • Amalia Gallardo (195 butacas)
  • Oscar Soria Gamarra (99 butacas)
  • Jos√© Mar√≠a Velasco (45 butacas)
  • Una sala de proyecci√≥n privada (20 butacas).

Hall de exposiciones dividido en dos sectores, una de exposición permanente de la Historia del Cine Boliviano y muestras itinerantes de carteles de cine, fotografías, artes plásticas, etc.

Adem√°s, tiene las siguietes √°reas destinadas a:

Investigación:

  • Biblioteca- Hemeroteca.
  • Sala de Lectura
  • Videoteca

Para formación:

  • Dos salas de conferencias transformables en un mini-estudio de filmaci√≥n para fines pedag√≥gicos
  • Dos aulas de taller de trabajo para cursos de lectura cr√≠tica, apreciaci√≥n

Preservación:

Un bloque con ambientes especiales dise√Īados de acuerdo a las normas t√©cnicas establecidas por la Federaci√≥n Internacional de Archivos F√≠lmicos (FIAF) para la preservaci√≥n de:

  • Pel√≠culas en base nitrato, acetato color y acetato blanco y negro
  • Videos
  • Afiches, fotograf√≠as, recortes, grabaciones de audio
  • Catalogaci√≥n Clasificaci√≥n Restauraci√≥n

Servicios:

  • Cafeter√≠a
  • Librer√≠a especializada

Aulas:

  • Renzo Cotta.- Con capacidad para 50 personas, espacio dirigido a la realizaci√≥n de seminarios, presentaci√≥n de libros, vino de honor, reuniones ejecutivas
  • Luis Bazoberry.- Con capacidad para 150 personas, espacio dirigido a conferencias de prensa, presentaciones de productos, teatro
  • Mario Mercado.- Con capacidad para 100 personas, espacio dirigido a exhibiciones art√≠sticas y eventos sociales

Importancia en eventos 

La Cinemateca Boliviana es miembro desde 1980 Miembro de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos y Miembro fundador de la coordinadora Latinoamericana para la preservación de películas con base de nitrato de plata, acetato blanco y negro, acetato color, videos, afiches fotografías, recortes, grabaciones de audio.

Durante estos √ļltimos a√Īos la Cinemateca ha sido y es, escenario para diversos eventos culturales, exposiciones, ciclos cinematogr√°ficos, conciertos, desfiles de modelos,  talleres, foros, cursos, etc, etc.

Trayectoria como archivo fílmico

A lo largo de su casi medio siglo, la Cinemateca Boliviana ha logrado la catalogación de un archivo fílmico consistente en miles de rollos, que representan la histórica cinematográfica del país desde 1909 hasta la fecha.

No se debe olvidar que la Cinemateca, ha permitido rescatar y preservar la memoria cinematográfica de Bolivia. Desde la década de los 70, ha contribuido a la educación visual y crítica del cine de varias generaciones, fue la mejor alternativa en calidad y precios de entradas.

Ese cine de calidad, el cine boliviano y el cine con el que acostumbr√≥ a su p√ļblico durante los 325 ciclos en la primera parte de su historia (ciclos contabilizados hasta 1999). 

Hasta el a√Īo 2000, la Cinemateca ten√≠a almacenados 17.000 rollos de cinta cinematogr√°fica, correspondientes a 9.000 pel√≠culas de las cuales 6.500 eran cortometrajes y 2.500 largometrajes. 

Se habían proyectado 2.500 películas, alrededor de 350 ciclos de cine y casi un millón y medio de espectadores, asistieron a las proyecciones desde su creación.

Desde el momento en que la Cinemateca Boliviana, organiz√≥ y proyect√≥ ciclos de pel√≠culas por ejemplo cine brasile√Īo, espa√Īol, franc√©s y alem√°n, se constituy√≥ en una importante fuente de educaci√≥n, al transmitir mediante films, vivencias, culturas, idiosincrasias diferentes.

Con su biblioteca especializada en cine, contin√ļa aportando a la educaci√≥n y formaci√≥n de nuevas generaciones cr√≠ticas en lo relacionado al cine.

Imprescindible para la sociedad

Una Cinemateca, es imprescindible para una sociedad. Porque, permite la preservación de su cultura a través de la cinematografía.

En el transcurso, educa y forma espectadores críticos. Asimismo, sirve de referente histórico para gente que consulta, investiga o revisa la historia del cine o la historia de un país a través de su cinematografía.

Hoy en día la Cinemateca permite disfrutar de sus amplios espacios, tomar un café en el bar mientras se espera el inicio de la proyección; los asientos son cómodos e incluso la calefacción le da un ambiente agradable y acogedor.

¬ŅPero, realmente se disfruta o se prefiere asistir a las salas m√ļltiples a ver cine comercial pagando m√°s caro por las entradas? 

Antes como hoy, el cine comercial existía y seguirá siendo cine hecho para vender, para romper los récords de taquilla.

La piratería

La gente perdió el gusto de ir al cine y prefiere comprar películas pirata a un precio increíblemente bajo, dejando de lado la magia del momento en que se apagan las luces para dar paso a la proyección de la película.

Olvid√≥ la magia de compartir pipocas mientras se asiste al film. El cine 16 de Julio fue uno de los √ļltimos en cerrar sus puertas el 2012, a causa de la falta de espectadores.

La Cinemateca tiene ciclos gratuitos y a√ļn as√≠ las salas est√°n vac√≠as.

Ingreso principal a la nueva Cinemateca
Ingreso principal a la nueva Cinemateca
Mujeres, identidades, derecho y poderes
Mujeres, identidades, derecho y poderes
Mujeres, identidades, derecho y poderes
Mujeres, identidades, derecho y poderes
Christian Paredes en el Taller Clínica de batería
Christian Paredes en el Taller Clínica de batería
Daniel Rezende (izq.) Dir. Montaje de Tropa de élite y Marcos Loayza
Daniel Rezende (izq.) Dir. Montaje de Tropa de élite y Marcos Loayza
 
Bibliografía:
‚ÄúEscenas” El Deber. No. Santa Cruz, p.6,7 enero 30 de 2000
‚Äú35 Aniversario de la Cinemateca‚ÄĚ frombolivia.com julio 13 de 2011
‚ÄúCinemateca Boliviana es un sue√Īo hecho realidad para La Paz‚ÄĚ https://www.noticiasfides.com/nacional/sociedad/cinemateca-boliviana-es-un-sueno-hecho-realidad-para-la-paz-219122 octubre 30 de 2007
“Nuevamente la censura” , Urzagasti Jes√ļs Presencia. La Paz p.15 Junio 6 de 1979
“Autoconciencia y libre expresi√≥n” , Nisttahuz Jaime Presencia. La Paz p.6 Junio 6 de 1979
“Comunicado solicitado” , GRUPO UKAMAU Presencia. La Paz Junio 10 de 1979
Difunde la historia, comparte tu cultura 

¡Nos encantaría saber tu opinión!

Por favor, deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*