Domingo negro (1977), una cinta de intriga y suspenso

Domingo negro - 1977
Domingo negro - 1977

ACTUALIDAD CINEMATOGR√ĀFICA (LU√ćS ESPINAL)

Diario Presencia (La Paz, Domingo 4 de diciembre de 1977)

Domingo negro - 1977
Domingo negro – 1977

DOMINGO NEGRO de John Frankenheimer presenta la preparaci√≥n de un atentado terrorista por parte de los palestinos de “Septiembre Negro”, contra un estadio deportivo de Miami. Denuncia el plan el espionaje de Israel. Se sabe del atentado, pero se ignora c√≥mo se va a realizar.

El film implica a los norteamericanos en la lucha, ya que los palestinos usan para el atentado a un piloto ex-cautivo en el Vietnam, que bombarde√≥ un hospital civil, y como resultado de todo ello, est√° enloquecido. Por otra parte, se identifican plenamente la alianza de intereses entre Norteam√©rica e Israel, seg√ļn el film.

As√≠, de paso, la pel√≠cula es claramente de propaganda sionista. Para completar el cuadro, la chica palestina (Marhe Keller) tiene sangre y pronunciaci√≥n alemana, as√≠ se acaba de explicar sumariamente su antisemitismo. Parece poco honesto te√Īir a los √°rabes con el racismo y los cr√≠menes de los arios.

Una cinta de intriga y suspenso, una versi√≥n masiva de EL D√ćA DEL CHACAL. Empieza con una serie de acciones incoherentes, por lo fragmentarias, que luego van tomado sentido. El film est√° bien narrado, con el uso constante de la narraci√≥n paralela (superaci√≥n plena de la farragosa unidad de lugar), para aumentar el suspenso.

En la interpretación sobresale Bruce Dern, por su personaje alucinado y sicológicamente inestable. Los personajes encarnados por Robert Shaw y Marthe Keller son más esquemáticos, superficiales y convencionales.

DOMINGO NEGRO está fotografiado preferentemente con cámara en mano, para darle un tono de reportaje documental. El cine nos ha acostumbrado a la cámara en mano como signo de realismo. Por otra parte, la cámara en mano aumenta la carga de subjetividad y de tensión sicológica para el espectador.

Los movimientos más imperceptibles de la cámara (normales en el cine espectacular) hacen que ésta se vuelva más neutral y menos participante. Este tono fotográfico de John A. Alonzo está muy en la línea de la amplia experiencia televisiva de Frankenheimer. Las repetidas ambientaciones en escenarios reales, y aun entre grandes multitudes, combinan muy bien la dirección de actores con el sentido documental.

Aunque el planteamiento y la ejecuci√≥n del atentado es capcioso e inveros√≠mil, el film logra bien un tono espectacular e intrigante. La dureza del f√ļtbol americano parece convertirse en un s√≠mbolo de la dureza de la guerra en el Medio Oriente.

DOMINGO NEGRO sabe combinar simultáneamente diversas características de Frankenheiner: el suspenso sicológico de SIETE DIAS DE MAYO, el tono documental de LOS CENTAUROS, y la espectacularidad de EL HOMBRE DE KIEV.

Domingo negro (1977) (Tr√°iler)

Difunde la historia, comparte tu cultura 

¡Nos encantaría saber tu opinión!

Por favor, deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*