2001 Odisea del espacio

Odisea del espacio
Odisea del espacio reestreno en La Paz - Diciembre de 1978

2001 Odisea del espacio, Viaje hacia el conocimiento

ACTUALIDAD CINEMATOGR√ĀFICA (LUIS ESPINAL)
Diario Presencia (La Paz domingo 24 de diciembre de 1978)

2001 ODISEA DEL ESPACIO

2001 Reestrenada en La Paz en diciembre de 1978

Una nueva visi√≥n de 2001 ODISEA DEL ESPACIO, a los 10 a√Īos de su primer estreno, mantiene todav√≠a su fuerza, si bien aparecen mejor los defectos de este importante film de Stanley Kubrick. Mi comentario va a ser mucho m√°s cr√≠tico que el que hice hace nueve a√Īos atr√°s.

La pel√≠cula se divide en tres etapas, claramente separadas por t√≠tulos. Estas etapas vienen a corresponder: 1) al pasado: comienzo de la historia humana, cuando un primate inventa el primer instrumento (por desgracia, agresivo) ; 2) el presente: con la conquista de la luna, y una etapa de t√©cnica compleja; 3) el futuro: con la llegada del astronauta al l√≠mite del sistema solar; y al comienzo de la era c√≥smica: a√Īo 2001, a√Īo primero de una nueva edad.

Cada una de estas partes tiene su pr√≥pio estilo cinematogr√°fico adecuado al tema: 1) documental etnogr√°fico, sin mas di√°logos que los gru√Īidos de los primates; 2) film de ciencia ficci√≥n, con di√°logos humanos y su abstracci√≥n en el lenguaje de HAL 9000; 3) cinta simb√≥lica y abstracta, ya sin palabras.

En cada una de estas etapas la presencia del monolito es determinante para el paso evolutivo del hombre: 1) la separación de la irracionalidad y la hominización; 2) la superación del maquinismo y la liberación del geocentrismo; 3) la superación de la simple humanidad, para convertirse en el hombre sideral.

2001 ODISEA DEL ESPACIO plantea claramente un sentido evolucionista; pero lo que llama la atenci√≥n es que esta evoluci√≥n del hombre se da “desde afuera” de el mismo. Se presenta un paternalismo constante (¬Ņpor parte de seres extraterrestres, de Dios…?) que va impulsando al hombre en su historia. El monolito es objeto que emite fuertes radiaciones es simplemente un est√≠mulo (que incita al hombre a avanzar, como lo hace todo enigma y misterio), pero tambi√©n un control c√≥smico y una se√Īal de alarma para chequear los pasos evolutivos que va dando el hombre, y hasta donde llegan sus fronteras. (su mundo circundante).

Este es el punto m√°s discutible de la filosof√≠a de Kubrick; el hombre no parece due√Īo de su propia historia, ni de su propia evoluci√≥n; no es un ser aut√≥nomo sino que claramente depende, hasta llegar a un cierto “ocasionalismo”. Este es un tema desmovilizador: No hay que cambiar el mundo ni la historia, sino esperar que nos lo cambien desde afuera, que lo haga alg√ļn “marciano”. Esta idea, aparentemente religiosa, resulta ser simplemente pol√≠tica. Esta visi√≥n pesimista de la humanidad y de la cultura niega la evoluci√≥n interior, y se apoya en un intervencionismo constante, desde afuera. Debajo de este evangelio laico no hay nada mas que la filosof√≠a de la dependencia.

El desenlace de esta película es simbólico: el hombre caduco (hijo de la cultura neoclásica) se convierte en un hombre nuevo, se reencarna en un feto sideral y se vuelve un hijo de las estrellas. Por esto la bolsa amniótica del nuevo ser se compara con un astro.

2001, a pesar de su gran calidad técnica, no es un film perfecto; tiene momento excesivamente alargados, como en ciertas escenas de banalidad en la Luna, o el mismo viaje fantástico (por mas colorido que sea). También el maquillaje de Keir Dullea, al ir envejeciendo es deplorable.

El film tiene un ritmo y un dinamismo creciente (pero uniforme) hasta llegar al remanso final, excesivamente esot√©rico. La narraci√≥n se basa en el movimiento, sobre todo en los movimientos de c√°mara solemnes o vertiginosos para darnos el movimiento de los planetas o de las astronaves: esta danza c√≥smica queda muy bien comentada por las notas musicales de “El Danubio Azul”.

2001 es un culto constante a la inteligencia, por esto hay una b√ļsqueda de la mirada, sea la de los primero hom√≠nidos, o de la pupila rojiza de la computadora HAL 9000, o de los enormes ojos del nuevo feto.

La canci√≥n “Daisy” de HAL moribundo es un paralelo ir√≥nico y tr√°gico de la cancioncita que acompa√Īa el bombardeo at√≥mico, al final de DR. EXTRA√ĎO AMOR.

Este film esotérico cae finalmente, en los presupuestos de Erich Von Daniken, y en el espiritualismo decadente del mundo de la droga y de las reencarnaciones orientales.

2001 Odisea del espacio (Trailer)

Difunde la historia, comparte tu cultura 

1 Trackback / Pingback

  1. Nuevo filme boliviano de Sci-Fi en cartelera ⋆ frombolivia.com

Por favor, deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*