Un hombre y una mujer (1966)

Un homme et une femme - 1966
Un homme et une femme - 1966

Un hombre y una mujer (1966), tiene la fórmula precisa para el éxito

ACTUALIDAD CINEMATOGR√ĀFICA (LUIS ESPINAL)

Diario Presencia (La Paz, domingo 8 de agosto de 1976)

UN HOMBRE Y UNA MUJER es la reposición de un exitoso film de Claude Lelouch, de 1966.

Narra una historia simplísima. Dos jóvenes viudos se encuentran en la puerta del colegio donde tienen a sus hijitos; de ahí nace un amor. El hombre apresura los tiempos, pero ella está impresionada con el recuerdo de su marido; para ella todavía no ha muerto.

UN HOMBRE Y UNA MUJER tiene la fórmula precisa para el éxito. Las profesiones son brillantes: el cine, las carreras de carros, profesiones de riesgo y claramente espectaculares. La fotografía es preciosa, hecha por el mismo Lelouch, que es ante todo director de la fotografía. El tema musical de Lai y las letras de Barouh son melódicas y emotivas. Los elementos tópicos del triángulo emotivo y el final feliz, también están, pero hábilmente disimulados.

El paso constante del color al monocolor sirve, no para distinguir el presente y pasado, sino para calibrar el grado de vitalidad emotiva de cada escena. Toda la fotograf√≠a es impresionista: lluvia, reflejos, teleobjetivos para difuminar los fondos. El conjunto tiene el tono de las grandes revistas gr√°ficas de √©xito, tipo “Paris Match”.

Los dos hijitos sirven de carnada y de excusa para el comienzo de su relaci√≥n. El hombre y el perro en la playa se convierten en un bar√≥metro del estado emotivo, triste o alegre, seg√ļn las circunstancias.

Esta gente de éxito de productos de consumo que gozan de prestigio: Time, Nouvel Observateur, Mustang, Camarones. . Pero Lelouch sabe combinar muy bien los tópicos con la mesura.

Aun las muertes y los problemas son prestigiosos: accidente en Le Mans, muerte en la filmación de una escena de peligro, suicidio emocional.

El ritmo de la cinta es descriptivo; el tempo es lento, pero cargado de variedad por la soltura narrativa. Lelouch ha sabido compaginar sabiamente una anécdota mínima con amplios elementos documentales, que han sido asimilados en el plazo expresivo como elementos explicativos de la emotividad.

El gran éxito de UN HOMBRE Y UNA MUJER ha impulsado a Lelouch a intentar otras dos reces repetir la misma fórmula, en películas como VIVIR POR VIVIR y EL HOMBRE QUE AMO, pero con poco acierto. También cita este film en UNA DAMA Y UN CANALLA Esto mismo nos habla de la dudosa capacidad creativa de Lelouch. En su carrera encontramos otro gran film vida amor y muerte de tono fuertemente dramático. El resto son films de acción o fácilmente comerciales, tales como: SIMON EL BRIBON, LOS 5 SUPREMOS LADRONES y UNA DAMA Y UN CANALLA

 

Difunde la historia, comparte tu cultura 

¡Nos encantaría saber tu opinión!

Por favor, deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*